miércoles, 31 de diciembre de 2014

LA GATA SOBRE EL TECLADO. Como el año que fue.



En la puerta del sol, en la plaza del pueblo o en el sofá de casa. Me consta que hay gente que se ha ido a Londres, a Nueva York o al Caribe. Pero esta gata que ronronea sobre el teclado va a elegir, por diversas y múltiples razones, la última opción. El sofá de casa, la mantita por encima de las piernas, mis gatos a mi lado, la tele puesta y una copita de sidra el Gaitero, que el cava me sienta como un tiro. 
Un año más. Cómo pasa el tiempo -decimos-, y es verdad. Hoy mi hijo mayor cumple 22 años. No me lo creo. Hace nada era un niño y ahora es ya un hombre. Así que como dice la canción de Mecano, "Como el año que fue, otra vez el champagne - en mi caso Gaitero-, y las uvas, que va a ser que no, porque nunca he seguido esa tradición. 
Qué tengáis un buen año. Que nadie os quite la esperanza. Que los ladrones de sueños no entren en vuestras almas. Que luchéis a muerte por aquello que amáis, por lo que soñáis. Porque -creo que lo he dicho más de una vez-, la vida sin sueños es un desierto hostil por el que no vale la pena caminar. Adelante, que nos espera un largo año cuyas páginas no están aún escritas. Empecemos, pues, a escribir. Saludos y muchos besos. 

viernes, 26 de diciembre de 2014

LA GATA SOBRE EL TECLADO. Tregua de Navidad.

Hace ya 100 años. Los hechos ocurrieron en la Primera Guerra Mundial. Las trincheras de ambos bandos estaban separadas por sólo cincuenta metros.  Una noche, los soldados del frente aliado escucharon cantar Noche de paz  a los soldados alemanes,  sus enemigos. Era Nochebuena. No entendían la letra, pero sí la música, y todos se pusieron a cantar. Un soldado saltó los alambres de espinos que le separaba de la trinchera enemiga pero nadie disparó. Cuando amaneció,  el Día de Navidad, jugaron un partido de fútbol, hablaron, compartieron sus miedos y sus sueños,  celebraron la Navidad. En la despedida, un soldado alemán le entregó a uno británico seis cigarros y una tableta de chocolate.  Este anuncio de chocolate se basó en esa historia real, de la cual  hay numerosos testimonios, y que acabó convirtiéndose también en una película. Una historia que nos demuestra una vez más que  la paz está en el corazón de los hombres, de todos los hombres. Os dejo con el vídeo porque sobran las palabras.  FELIZ AÑO NUEVO.


lunes, 22 de diciembre de 2014

LA GATA SOBRE EL TECLADO. Entre las páginas de un libro.


Hace unos años, mi primo Josep Joan M. Sanchis-Puig, escritor y profesor de filosofía, hizo un extenso trabajo de investigación sobre la figura y la obra de Joan Baptiste Pastor Aycart, escritor, medico rural y antepasado de ambos.
Fueron meses los que dedicó a desentrañar la historia de sus letras, de ejercer de ratón de biblioteca, de entender la letra de médico de aquel hombre que llegó a ser una figura importante de la Renaixença valenciana, junto a Teodoro llorente.
Pues bien, una tarde de invierno que pasaba recluido en el museo municipal dedicado al poeta Pastor -que se halla en Beneixama, población en la que nació y vivió-, Josep encontró algo entre las páginas de un manuscrito. Se trataba de un mechón de pelo, de un largo mechón de pelo que, según los datos adjuntos, pertenecía a la primera esposa del poeta, fallecida en la terrible epidemia de cólera que asoló Alicante en el año 1854.
Un mechón de pelo que había permanecido entre las páginas de un libro más de cien años. 
Mas de uno -espero-, se estará preguntando a qué viene todo esto. Lo explico. Cuando Josep Joan nos contó esta anécdota, yo pensé en la cantidad de cosas que puede uno encontrarse entre las páginas de un libro: esa foto que creías perdida, un recordatorio de la primera comunión, una servilleta de papel donde apuntaste aquel teléfono, un verso improvisado a pie de pagina...  Pequeños o grandes recuerdos que quedan prendidos como broches imperecederos a esas paginas que algún día olieron a tinta nueva. 
Y después pensé en ese moderno y extendido invento llamado  ebook, ese vomitador de palabras que apenas ocupa lugar, ese invento perverso del cual se dice que algún día acabará con los libros en papel.
Me niego a creerlo. No quiero que eso suceda aunque presiento que puede ser posible. ¿El fin de una época? 
Este verano, por motivos de trabajo, tuve que desplazarme de la ciudad al pueblo y viceversa más a menudo de lo que hubiera deseado. Iba en tren, un regional exprés que tenía su destino final en Cartagena y del que yo bajaba en Villena. En los vagones, mayoritariamente habitados por gente joven, la gente charlaba, escuchaba música con auriculares o jugueteaba con sus móviles. Pero alguno - más de uno, por supuesto-, leían en su ebook. De hecho, mas de una vez comprobé que la única que leía un libro en papel era yo. Era yo la única que podía escuchar el sonido de las páginas al pasar; era yo la única que podía oler el perfume - sí, perfume- a tinta nueva; era yo la única que podía acariciar el lomo suave de aquella publicación que se mecía entre mis manos.Y me inquietó ver a mi alrededor esa amalgama de literatura táctil, me disgustó esa invasión tecnológica que asfixiaba la existencia de mi libro en papel. 
Pero supongo que el progreso tiene su precio y, más pronto o más tarde, hay que pagarlo. Sin embargo, yo seguiré yendo a la biblioteca de mi barrio para husmear entre las estanterías. Y seguiré comprando libros en papel mientras mi cabeza sea capaz de entender y mis ojos capaces de leer. De igual forma, puedo aseguraros que los libros que hoy inundan mi casa permanecerán en las estanterías mientras a mí me quede un aliento. Es posible que dentro de cincuenta o incluso cien años, alguien encuentre entre sus páginas amarillas, un mechón de pelo, una estampa de la primera comunión, un verso, una flor seca o simplemente un mensaje:  No podéis ni imaginaros qué bien huele un libro de papel recién comprado.

Nota de la Gata: Josep Joan Martinez Sanchis-Puig, que escribe con el pseudónimo de Joan Benesiu, ha publicado: Mes enllà de la poesía (biografía de Joan B. Pastor Aycart): Intercanvi, premio Blai Bellver de Narrativa 2007 y Els passejants de l´illa de Xàtiva, además de numerosos relatos.  







viernes, 19 de diciembre de 2014

FOTO POR TÍ_Sí, a...

Vuelvo a casa pronto, en una mañana fría y soleada de diciembre. Ante mí un cartel y su publicidad. Disecciono la escena en dos mitades equivalentes y configuro mi cámara en formato cuadrado. Enfrento el paisaje urbano y sus tonos sombríos a la profunda mirada de una luminosa rubia, Cate...

Ya sé que tan sólo es un anuncio, uno más, de esos que invitan a consumir y ayudan a olvidar a los que no tienen Navidad, o a los que simplemente no tienen posibilidad o ilusión de celebrarla. Ya sé que los anuncios alinean y embrutecen y que su finalidad no es trigo limpio.
Pero cuando lo veo y oigo y leo esas palabras...

Yo no sé si es por la intensidad de la felina mirada de Cate Blanchett, o si es por los melancólicos sonidos de la música, bella canción por cierto de Mika...
Algo me conmueve y pienso en muchas cosas... En pasados imposibles de revivir. 

Pero también en futuros alentadores. O eso intento.
La publicidad será lo que sea, pero creo que es este un buen resumen de excelentes propuestas de cosas ya sabidas, y que bien puede convertirse en una lista con mis mejores deseos para estas fiestas y en especial para ese futuro inmediato, el del próximo año.
Aquí está la "carta", y cualquier menú suena tentador:

Sí a los sueños.
Sí a la libertad.
Sí a la vida.
Sí al silencio.
Sí a la seducción.
Sí a la emoción.
Sí a la locura.
Sí al amor.
Sí a un nuevo comienzo.
Sí a la serenidad.
Sí a la fuerza.
Sí a nosotros dos.
Sí a uno mismo. 

Recomiendo hacer clik en los enlaces, más especialmente en el de Mika, darle al "play" y releer, despacio, cada una de las afirmaciones. Pensar si quiera en una, hacerla propia. Sentirlas, gritarlas hacia adentro, desearlas. Tal vez no sean todas propuestas que nos llenen, pero creo que sí habrá alguna que podamos asumir. A mí me apetecen varias...

Felices fiestas y un abrazo a todos los lectores, a vosotros amigos Calados.








martes, 16 de diciembre de 2014

PASABA POR AQUÍ: AL RESCATE DE OTRA NAVIDAD



Estamos a las puertas de esa visita tan familiar, muy deseada por unos y no tanto por otros. Porque estas fechas son celebradas y cuando celebramos queremos hacerlo junto a los nuestros. Pero la Navidad también tiene sabor a nostalgia, nostalgia de una época en la que era diferente, más sentida, mágica, duradera, saboreada un mes antes preparando los trabajos manuales para conmemorarla y luego llevarlos a  casa con orgullo. Ahora, la vivimos de otra manera, también anticipadamente, pero de otra manera. 

A principios de noviembre,  El Corte Ingles se encarga de colocarnos el chip del consumo para esos días, presentando, regalos envueltos en papel dorado y brillante, luces, burbujas, toda una planta de adornos navideños, cada vez más sofisticados. ¿Dónde ha quedado el árbol modesto, hecho con una rama de pino, a veces poco armoniosa y de proporciones diversas?, con sus bolas de colores, figuras de piñas, cajitas de regalos, el bambi, ese árbol coronado,  por la estrella, por esa estrella anunciadora, con su estela adosada a modo de cola,  el árbol que terminaba rodeado de espumillón, el que nunca llegaba a darle la vuelta completa y había que empalmar estratégicamente. La Navidad de nuestra infancia, lejana, añorada y única.

Es verdad que para algunos, la Navidad ha perdido su significado, si alguna vez lo tuvo, o tal vez  lo perdiera a medida que nos han ido dejando personas queridas que ya no están para compartirla.....

Pero volvamos a la primera Navidad, la que desean los más pequeños de la casa, abrigada, con exceso de comida, dulces, regalos.... y sin ánimo de crear mala conciencia en ningun@ de vosotr@s,  por querer disfrutarla de esta manera con ellos, quiero mirar un momento a todos los que por  circunstancias que no se merecen, no pueden tener Navidad. Sabéis de lo que os hablo, seguro que conocéis muchos de éstos, o los veis  por la calle, en los albergues o en los Medios.

Estoy convencida que hay mil formas de acercarles un poco nuestra Navidad.

Yo me pongo deberes para la semana festiva, y quizá me de una vuelta por la ciudad para colgar alguna estrella, allá donde haga falta......y sí,  ¡ me quedo con mi Navidad! y sigo manteniendo ese deseo, un deseo sanador que alimenta mi energía.

Que  disfrutéis de  una  Navidad hecha a vuestra medida.

Me despido hasta el año que viene, con esta versión de uno de los villancicos más clásicos, (con un final....que hay que oir)



Nuestros mejores deseos para el próximo año, amigos Calados y Lectores.

Marinela

viernes, 12 de diciembre de 2014

EL GRAMÓFONO. CHET FAKER


Este viernes nos vamos a las antípodas, Australia para más señas, a descubrir un músico revelación, Chet Faker. Un músico relativamente joven que tras su barba que impone respeto se esconde un gran talento.
Es una incognita si te gustará su música, pero tras sus notas encontraremos un estilo intimista, lánguido, sutil, bordeando la voz-soul y combinada con la electrónica y el trip-hop.

Él mismo confiesa que su estilo ha sido influenciado por sus padres. Su madre era una fan de la música motown de la que supo coger ese gancho con corazón y alma y su  padre enamorado de la música Ibiza CDs con ese femenino tempo vocal tan relajante.

Creo que vamos a quedarnos seducidos por ese balanceo de su melodía  y el movimiento pendular de su puesta en escena en el vídeo clip que os traemos a continuación. Es su última creación que ha aparecido este año de su album Built On Glass, que nos descubre un artista muy singular.



Relajante fin de semana invernal os deseamos desde este Territorio Calado.

Besos y besos de las Gemelas del Sur.

lunes, 8 de diciembre de 2014

LA GATA SOBRE EL TECLADO. El hijo pródigo.



Los que hemos tenido una educación cristiana, conocemos la parábola del hijo pródigo. En esta parábola se cuenta que un hombre tiene dos hijos, y el más pequeño de los dos le dice que ya va siendo hora de que reparta la herencia. El padre así lo hace. Con el dinero en la saca, el hijo pequeño no tarda en irse de casa. Entonces comienza una vida de excesos y despilfarros. Meretrices de buen ver, buena comida y amistades peligrosas. Se lió el chico con cuantas titis descaradas se encontró a su paso en aquella tierra que después llamaron santa. Y cuando se fundió todo el dinero que su padre le había entregado y estaba en la puta miseria, volvió a casa. No porque estuviera arrepentido, sino porque no había otra.
El padre, al verlo, se tornó loco de alegría. Le abrazo y organizó para él un banquete de lujo, haciendo sacrificar en su honor al cordero mas hermoso de su rebaño.
Así las cosas, el hijo mayor que había permanecido junto al padre todos aquellos años haciéndose cargo de la hacienda, le dijo a éste que aquello no estaba bien. Le expuso claramente que él había estado a su lado durante la ausencia del hermano, doblando el lomo, madrugando, cuidándolo, y que nunca le había organizado un banquete ni había matado un cordero en su honor. El padre le contestó que él siempre había estado y su hermano era el hijo que había perdido y había vuelto a hallar.
Vaya. Perpleja me quedo. La doctrina Cristiana da una explicación singular a esta parábola afirmando que, por una parte, es una respuesta a las críticas de los escribas y fariseos, y por otra, un reconocimiento de la misericordia y la compasión de Dios hacia los pecadores. Igualmente, la doctrina judía reproduce esta parábola y da a la misma una explicación completamente diferente. Dentro del judaísmo nazareno, esta parábola simboliza el retorno de la casa de Efraim. Las diez tribus pérdidas de Israel y su unión final a la casa de Judá.
Pero veamos ahora qué dice el sentido común. En esta historia, entendida  como simple relato, el padre es tonto.  No ha sabido apreciar el esfuerzo del hijo mayor, del que ha permanecido junto a el, del que probablemente se ha visto privado de los placeres de la vida por cumplir con sus obligaciones cotidianas.
Por el contrario, le ha montado el gran sarao al hijo que ha dilapidado su herencia, al que se ha tirado cuanto se movía frente a el, al que se ha movido en círculos poco aconsejables. El hijo pequeño es sin duda un pequeño Nicolás bíblico, un aprovechado de la vida, un cantamañanas, y probablemente, un tío con cierto carisma. Vuelve a casa no porque se siente  arrepentido sino porque no le quedan mas narices, porque se muere de hambre, porque se niega a trabajar en una granja de cerdos. ¿Un banquete, un anillo, el mejor vestido? Una buena hostia es lo que merecía ese tunante de tres al cuarto que no hace sino aprovecharse de la bondad de los demás. ¿Y que podríamos decir del hermano mayor? Sin duda es un buenazo, un cándido bienintencionado, una de esas personas que creen que el esfuerzo y la fidelidad le serán recompensados en vida. ¿Y con qué se encuentra? Con la decepción de saber que, aun estando siempre en la brecha, el padre no valora su esfuerzo perseverante, y el hermano, menos.
La parábola termina ahí pero yo me hago varias preguntas que a lo mejor alguno de vosotros osa responder: ¿Qué hizo el hijo pródigo después del banquete? ¿Se largó a vivir su vida o por el contrario, se puso a cuidar el ganado? Y otra propuesta mas inquietante, ¿Qué hizo el hermano mayor después de este suceso? ¿Se fue a gastarse su parte de la herencia como había hecho su hermano, o se quedó cuidando de la hacienda por los siglos de los siglos? No se. Estas historias bíblicas siempre acaban confundiendo mis neuronas. A ver si alguno de vosotros aporta alguna idea. 

Nota de la gata: el magnífico cuadro que acompaña estas letras es "El Hijo Pródigo", de Bartolomé Murillo. 

viernes, 5 de diciembre de 2014

FOTO POR TI_R.I.P. señor cangrejo

Humildemente, el señor cangrejo reposa su sueño eterno. Un día lo encuentras en la playa como es probable, sobre la arena como tantas veces. Pero esta vez algo es distinto: está panza arriba y no se mueve.
Pronto formará parte otra vez de un universo de arena, sal y espuma blanca del mar. Muy probablemente ocurra que antes de eso, alguna gaviota retire sus restos. Tal vez sean las hormigas que ya merodean.
Es la manera en que estas cosas acaban. Nada se desaprovecha en una naturaleza eficaz, eficiente, limpia y ordenada. Lógica.
Igual que cuando vivía, pero con su caparazón volteado sobre la arena e inerme, don cangrejo mira con su vacía mirada a un mundo del revés. Más allá, la playa y el mar siguen inmutables a lo suyo. Es así. Cruel quizá. Imperturbable y sereno. Simple e implacable. Sencillo, terrible y bello. Quién sabe pero, seguramente y en alguna parte, en algún otro mar, algún cangrejo nazca para ocupar el hueco. La vida acaba porque, la muerte, forma parte del juego. Tratamos siempre de descartarnos de ella cuando nos reparten las cartas. Pero no importa: siempre terminamos por cogerla otra vez.


A mí, el señor cangrejo, éste, me guiña un ojo. Bueno, me guiña más bien los dos. 
Me despido con una última fotografía y me sumo al murmullo de las olas que escucho al fondo.
Ellas le susurran su particular y sentido requiem. Descansa en paz señor cangrejo.

Saludos calados.


Con él hice muchos, muchísimos castillos en la arena, en playas como esta. Con él cazaba cangrejos. Con él jugaba con la espuma de las olas del mar. Con él aprendí a ir en bicicleta. Él me enseñó a lavarme las manos antes de comer y a ser puntual para ir al cole. Y a volar una cometa. A saludar al llegar y al irme y a pedir el turno en la cola del pan. Me enseñó también a hacerme el nudo de la corbata. Él me enseñó a amar a los míos y a ser persona.
Y muchas, muchas más cosas. Tantas... Sé que está ya en algún lugar, libre y en paz.  
Gracias por tí, gracias por todo, papá.


lunes, 1 de diciembre de 2014

35 MILÍMETROS. LA VIDA ES BELLA



La vida es bella, la vida es corta, la vida es pasión, la vida es un misterio...y el paso del tiempo nos condena, no hace falta que nos condenemos nosotros mismos, porque la vida da mucha oportunidades para descubrir su valor a pesar de todo y de todos.

Este corto de animación en 3D holandés nos presenta a Antón al que la vida parece que no le ha tratado muy bien o eso es lo que el siente condicionado por su poca estatura, lo que le lleva a tomar una decisión muy drástica.
Decisión de la que pronto se arrepentirá al descubrir el misterio de la vida. Pues bien, todavía llega a tiempo de volver a empezar. 


Podemos encontrar en buena clave de humor el concepto filosófico del tiempo de Nietzsche del "eterno retorno". Una idea de ciclos que se van perfeccionando, retornando eternamente hasta alcanzar la forma perfecta, siguiendo el pensamiento oriental.

Pensamiento y consuelo que desde este Territorio Calado queremos trasladar a nuestro Calado Emilio para ayudarle a sobrellevar la falta de ese ser tan querido. Un fuerte abrazo de todos los Calados.

Larga vida, queridos Calados y lectores.

Las Gemelas del Sur.

sábado, 29 de noviembre de 2014

EL GRAMÓFONO EN BOLLYWOOD


El gramófono ha viajado hasta la India para contagiarse del ritmo trepidante y exótico de las bandas sonoras de su cine, Bollywood, el más importante del mundo en términos númericos, siendo los indios los ciudadanos que más cine consumen.
Las bandas sonoras en su industria son importantísimas y se ponen a la venta antes de que se estrene la película. Si el disco, gusta los cines se llenarán, incluso la venta de las canciones puede recuperar los costes de producción de la película.

Con este tema de la banda sonora, Jai ho, de la película Slumdog Millionaire, descubriréis su calidad, su fuerza y como nos atrapa su ritmo. De hecho la película se presentó a los Oscars y estuvo nominada a 10 de ellos, ganando un Oscar a la mejor canción original.

Dejándoos llevar por su música y su baile, ¿no os está entrando el gusanillo de aprender este baile bollywood? 

Buen fin de semana, queridos Calados y lectores.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

CONDUCTORAS SUICIDAS. LA CICLOAURA


No soy una santa, tengo mis debilidades, puede que en algunos momentos y en ciertas circunstancias haga algunas diabluras, así que en mis fotos y autoretratos no creo que se puede apreciar ninguna aureola en mi cabeza ni cierto resplandor celestial alrededor de mi cuerpo. Bueno quizás me quedara en beata, porque no sé decir que no y luego me pasa lo que me pasa, es decir, me encasillo en el género bobalicona.

Sin embargo tengo una amiga que afirma que puede vernos a todos un aura alrededor de nuestra persona y es tal su capacidad que hasta puede distinguir diversos colores dependiendo de nuestro estado de ánimo, de salud o emocional. Creo que Clara, mi esotérica amiga, tiene un poder, "nos ve venir de lejos" y con ventaja añadida, "no se la vamos a colar". 
Creedlo o no creedlo, quizás no todos tengamos ese don, pero si que al menos podríamos imaginar ver esa aura en las personas, esa burbuja que delimita nuestra esfera personal, intima, inviolable, que solo en ocasiones nos pueden permitir traspasar en un abrazo, un estrechar de manos, un beso, una caricia, pero que siempre respetaremos esa burbuja vital a todos los que compartan espacio con nosotros y les dejaremos respirar su propio aire.

Pero es curioso como todos adoptamos instintivamente o por condicionamiento social ese guardar las distancias sobre todo con personas extrañas, y lo incómodos que nos sentimos compartiendo ascensor o en un día en que el metro va a reventar, más cuando llega la hora de compartir el espacio circulando por nuestras ciudades y calles, se nos olvida guardar la distancia de seguridad, no sabemos calcular el suficiente espacio para no darle un besito a la carrocería del vecino sin su permiso y hasta no habría problemas para que esa ciclista oyera un piropo o improperio de ciertos conductores cuando la rebasan, robándole hasta el aire como un ciclón que incluso la lanzan contra el suelo.

Respeto a ese espacio vital, reconocer que se trata de acoso cuando en la autovía nos pegamos al de delante para decirle que va despacio o no tan deprisa como queremos ir nosotros, hazle luces, pitalé, pero no te comas su espacio. 

Prudencia cuando no nos moleste que guardando la distancia de seguridad se nos cuelen entre ese espacio los demás, teniendo que volver a dejar distancia con el colón de turno. La paciencia de un santo se necesita para seguir manteniendo la distancia de seguridad.

Consideración cuando vamos a cambiar de carril y ni siquiera pedimos permiso a nuestro vecino, exigiendo y suponiendo que tenemos todo el derecho. Un poco de por favor y espera tu turno hasta que haya hueco libre.

Creo que podríais ayudarme a enumerar más situaciones como esta, que definitivamente validaría mi teoría: Cuando nos subimos a un coche, la persona sufre una transformación y muta en otra especie distinta del homo sapiens sapiens y habría que volver a clasificarla, el homo ...........



Besos al aire, queridos Calados y Lectores.

Las Gemelas del Sur.

lunes, 24 de noviembre de 2014

LA GATA SOBRE EL TECLADO. Si tú me dices ven.


Es curioso, pero si tu me dices ven, no dejo nada, posiblemente ni la incómoda silla sobre la que estoy sentada. Si tu me dices ven, correré en dirección contraria, hacia el ocaso de un sol hastiado. Si te atreves a ofrecerme tus momentos más ocultos, te diré que yo no oculto nada y  que tus secretos me importan menos que la liga sudafricana. 

Si tu me dices ven, vas a quedar esperando bajo la calima más asfixiante. Nada va a cambiar y no habrá más felicidad porque yo ya la tengo toda. Si tu me dices ven, vas aviado. 

Indecisiones - dices-, ya no las siento, porque estoy decidida a vivir mi vida con aplomo, para unir mi alma con aquellas almas de los que amo, para estrechar mi corazón con el de aquellos cuyo corazón late por mi.

No te atrevas a llorar conmigo, ni por asomo,  no quiero sucias lágrimas sobre mi blusa nueva. Si quieres la salvación búscala en otra parte, al precio que te pongan los predicadores de cualquier especie para salvar tu alma. 

Porque si tu me dices ven, no dejo nada. Ni se me va a hacer tarde para nada,  ni mucho menos me voy a encontrar perdida en la calle, sin rumbo y en el lodo. Si tu me dices ven, húndete en ese fango que auguras para mí, hasta que te llegue al cuello y te impida respirar. 

Si tu me dices ven, no dejo nada, ni siquiera la incómoda silla sobre la que estoy sentada. 

Has llegado tarde, muy tarde. 


(Basado en la letra de la canción Si tu me dices ven de Los Panchos). 







viernes, 21 de noviembre de 2014

FOTO POR TÍ_Mundos paralelos

Parado en el centro de la plazuela en la rotonda donde los trenes cambian de sentido, espero el momento. Ahí viene, lo suficientemente lento como para que seguirlo no sea un problema. Lo suficientemente rápido como para que quien sufra el disparo, no sienta apenas el "impacto". Busco una imagen que voy construyendo en mi cabeza.
A medida que se acerca acelero el paso y me voy aproximando hasta alcanzar una distancia acecuada al encuadre que busco, con el objetivo que uso. Cámara al ojo, encaro el tren y comienzo a recorrerlo en el sentido opuesto a su marcha, convencido de que alguna mirada acabará cruzándose con la mía. Enseguida y antes de lo esperado, localizo esa mirada y hago la foto.

Son mundos paralelos. 

La máquina de hierro chirría sobre sus raíles mientras da la vuelta en Pont de Fusta. Los rostros tras las ventanas viven en su particular universo. Viajan en el tren, pero realmente van dentro de su propio mundo. Inclinada la cabeza sobre su teléfono. O dormitando algunos. Unos pocos conversan con quien tienen al lado o enfrente. Algunos van escuchando música con los auriculares conectados a sus móviles (de nuevo). 
Sólo unos pocos viajan oteando otro mundo, el que queda tras el cristal de la ventana. Uno en el que un tipo, extrañamente, les apunta justo entonces con una cámara de fotos. 
Por un instante los mundos paralelos dejan de serlo y un hálito apenas perceptible sella en la imagen el encuentro.
Buen fin de semana Calados!



miércoles, 19 de noviembre de 2014

TE DIJE QUE VOLVERIA......POR TI, POR LA BELLEZA





La belleza del mar, de su azul, de tus ojos..
de mis palabras a tu oído, de tu sonrisa,
del placer del roce de dos cuerpos
de la brisa en la cara, en tu pelo..

La belleza del amar, de volver a amar
de sentir la pasión, de sufrir su ausencia
de la ternura, de los silencios cómplices,
del deseo de lo nuevo, de tu misterio.

El amor para vivir o morir por él,
la distancia para soñar su reencuentro,
la codicia del cariño, de su arrebato,
la plenitud del recuerdo, de tu imagen..



lunes, 17 de noviembre de 2014

35 MILÍMETROS: "THE DUET"




Abrimos la semana con animación y ánimo!

Glen Keane es un animador, autor, ilustrador y director estadounidense. Keane es más conocido por animar personajes para Walt Disney. Aunque ahora ya no lo haga para la Disney

The Duet es un cortometraje de animación con el alcance épico de la infancia de Richard Linklater y la emoción de una película de Pixar. Simplemente un corto animado lleno de hermosa ingenuidad.
Podemos apreciar un corto cuyo guión es bien sencillo, que no llama la atención si no es por la  belleza simple de sus trazos hechos a mano, aunque ha sido un complejo proyecto, según dicen, un trabajo de chinos con resultado de una pieza estupenda de menos de 4 minutos.

En el transcurso de esos cuatro minutos, vemos a dos personas que crecen desde bebés hasta la adolescencia y en la edad adulta, están destinadas a caer en el amor.

El corto está diseñados para explorar las posibilidades de la animación interactiva en dispositivos móviles, algo que veremos en breve. 



Espero que os guste.
¡Un gran saludo calado!
Marinela

viernes, 14 de noviembre de 2014

EL GRAMÓFONO CON BILL EVANS



Bill Evans fue un pianista estadounidense de jazz. Su obra abarca el cool, el post-bop y la música modal. Está considerado como uno de los pianistas de jazz más importantes de la historia.

Para los amantes del jazz, supongo que los paisajes montañosos del vídeo  no serán un elemento de distracción, sino un complemento para los sentidos.

Disfrutemos  pues de ambos; del jazz y del complemento..




¡Buen fin de semana Calados!

Marinela

miércoles, 12 de noviembre de 2014

PASABA POR AQUÍ: "UN POCO DE PAZ"


Este domingo en la montaña, parecía escaparse el último sol cálido de otoño, era como una despedida y lo hacía acompañado de unas cuantas nubes viajeras. Me quedé en silencio, bajo el eucalipto alto y recto, recostada en su tronco...¿habéis tocado el tronco de estos árboles?....

...El silencio, esa puerta invisible que nos acerca a lo más profundo de nosotros mismos.

Hoy, mi silencio se mezcla con sonidos de este espacio; campo abierto, sol, brisa y la imagen fija de las montañas en el horizonte. Me encuentro aquí y ahora, en mi pequeño mundo circular adormecida en un breve letargo, propiciado por esa naturaleza, mansa y tranquila que se renovará en la primavera. 

En este escenario, los sonidos que acompañan mi tiempo forman una pequeña orquesta; cantos de pájaro, chicharras, el zumbido terco de cualquier insecto doméstico y la brisa, la que al rozar mi cara que obstaculiza su paso, se agita y eleva la voz.

…El sol va dejando huella en mi piel blanca que se ha enrojecido y provocado una capa de diminutos lunares…

Mi mente vuela dejándose llevar por el suave viento, ahora, cómplice del tiempo que planea detenerse para regalarme unos minutos de quietud. Momento que aprovecho para cerrar los ojos y abandonarme y en un intenso suspiro, asciendo al azul que me imagino, luego, van apareciendo otros colores que se mezclan en la gran paleta de mis sensaciones, componiendo un arco iris de paz…

…el sol ha dejado su huella  y una sensación de sed me despierta del letargo… tomo tierra, se rompe el silencio, me subo al escenario… y vuelvo a caminar…

El tiempo ha pasado, siempre pasa deprisa cuando se sabe deseado....y con la inercia de mis pasos me alejo de esa imagen fotografiada que me espera y me acoge, cada vez que yo quiero...




Hay que aprender a confiar en los sentidos y en los sentimientos....se descubren tantas cosas...!

Un saludo calado
Marinela

lunes, 10 de noviembre de 2014

LA GATA SOBRE EL TECLADO. ¿Quién dice que no tenemos memoria?



Soy la Pequeña, la gata de Amparo, y ya sé que escribo tarde, pero es que han pasado cosas. Mi ama, la muy torpe, se ha roto el pie, bueno el tobillo. Dice que dio un paso en falso y allá que se fue, rodando sobre el asfalto. Yo, la verdad, es que no lo entiendo, pero si ella lo dice... Los gatos nos caemos de un sexto piso y, como mucho, nos aturullamos un poco, pero los humanos dan un traspiés y se rompen. Bueno, a lo que íbamos. Aprovechando esta fatal circunstancia, hoy escribo yo, que ya iba siendo hora. Os voy a contar algo que sucedió este verano, en ese pequeño pueblo donde nunca llueve.

Estoy indignada y asombrada. ¿Por qué? ahora os lo digo y seguro que me vais a entender. Estoy tan moscagata ¿o es mosqueada? porque he sabido que hay por ahí quien aún se pregunta si los gatos tenemos memoria. ¿Memoria dicen? Más que muchos humanos que a veces ni siquiera saben dónde han dejado las llaves o han aparcado su megatransportín.  
Y ahora os cuento algo que ha pasado este verano. ¿Os acordáis de Pantera, aquel gatazo negro, enorme, brillante, de ojos amarillos que entró en la casa del pueblo el verano pasado? Pues ha vuelto. Entró con paso tranquilo y la seguridad de que iba a ser bien recibido, Mi dueña le dijo "Hola Pantera" y él se acercó ronroneando y haciendo topetes con su gran cabeza negra. Yo - la verdad-, gruñí como una fiera porque no quiero problemas. Si Pantera invadía nuestro territorio, Tito, mi pareja, se tendría que enfrentar con él, cosa que me alarmaba bastante porque Pantera le saca una cabeza y media, y no exagero. 
Pero no llegó la sangre al río. Después de unos cuantos bufidos, aullidos y algún encontronazo cuerpo a cuerpo, los dos acabaron compartiendo el suelo de porcelanosa de la gran entrada de la casa del pueblo. La verdad es que Pantera, a pesar de su aspecto feroz, es un gatazo tierno y ronroneador que siempre está buscando caricias y comida. Aún así, y para que no pensara que por ser hembra soy débil, cada vez que pasaba por mi lado, le daba un gran bufido para que tuviera muy claro de quien es la casa. 
A lo que íbamos. Pantera volvió después de un año y no se equivocó de puerta, y es que, le pese a quien le pese, los gatos tenemos mucha memoria, más memoria que los canisperros y más útil que la memoria de los humanos (espero que mi dueña no lea esto).
Los gatos tenemos gran capacidad de aprender a través  de mirar y vivir (creo que a eso le llaman observación y experiencia). Los gatos podemos recordar perfectamente la cara y la voz  de quien nos trata bien y de quien nos da una patada en todo el morro. Además. -aprended humanos-, los mininos tenemos lo que vosotros dais en llamar una memoria útil, o sea, que sólo recordamos lo que realmente sirve para algo: nuestra comida favorita, dónde está el arenero y cuáles son  los lugares más soleados y agradables. Desde luego, también sabemos volver a casa aunque el camino no sea el más sencillo y, por supuesto, recordamos a las personas o a otros animales que hemos conocido y sabemos perfectamente hasta dónde podemos llegar con cada uno de ellos.
Se que ahora los niños juegan con maquinitas planas a las que no dejan de mirar. Creo que se llaman tabletas, como las de chocolate, pero ¿qué se creen que han inventado? La tabletilla esa, que de apellido creo que se llama IPAD, tiene 60 gigabytes para almacenar pensamientos y otras cosas, pero mi cerebro gatuno tiene unos 91.000 gatobytes, capaces de almacenar todo lo que me interesa: dónde se toma mejor el sol, quien te acaricia con más cariño, quien te pegó la patada o quien se atrevió a  estirarte de la cola mientras dormías la siesta.
Por eso Pantera volvió a casa y reconoció a todos, incluso a mí y, afortunadamente para él, supo mantener las distancias porque aunque no lo parezca, cuando quiero soy una gata muy, muy fiera. 
Y un poco dulce. 


viernes, 7 de noviembre de 2014

FOTO POR TÍ_Como pompas de jabón...

A veces caminando vuelvo sin querer y sin darme cuenta a sitios donde fui pequeño. 
Hoy he vuelto a un parque que va unido a mi infancia, o mejor, al que mi infancia va unido. Lo recuerdo casi igual que lo he visto, ha cambiado poco, y me alegra. Me conecta con las vivencias de aquel niño que fuí. 

Estas niñas miraban con envidia a las pequeñas que, unos pasos más allá, jugaban alegres a cazar esa pompa gigante de jabón del animador de turno. Parecían debatirse interiormente mientras miraban... Una parte de ellas, sin duda envidiaba la suerte de las pequeñajas, mientras otra parte, reprimía a duras penas las ganas de correr y anticipar por ellas mismas la explosión jabonosa. 
"¡Ya somos tan mayores...!" 
imagino pensaban la una junto a la otra, luchando en su fuero interno por ver si una u otra daban la primera zancada. Mejor. Si eran capaces de "ser mayores" para no darla. Tristemente se controlaron..

De nuevo en mi memoria... Mis padres, mis hermanos y yo mismo paseando, tomando un helado o dando de comer a las palomas, cuando no estaba mal visto. Mis recuerdos se enturbian (¿o son mis ojos?) como cubiertos de telarañas, y se disipan mientras los sonidos de las fuentes al fondo, los graznidos de los patos y las risas y los gritos de los niños cercanos que hoy juegan o miran, me hacen añorar aquel tiempo.
Un tiempo en el que hacer estallar las pompas de jabón, sujetar la cuerda de un globo, echar migas de pan a los patos, o dar de comer a las palomas, era todo lo que necesitaba para ser feliz, aquellos lejanos domingos de mi niñez.

Saludos llenos de añoranzas Calados, y felíz fín de semana!


miércoles, 5 de noviembre de 2014

TE DIJE QUE VOLVERIA............. con la vida a cuestas



Me preguntas con la mirada
perdida y abandonada de luz,
con una mueca forzada
impaciente y sombría.

Tu cara se refleja infinita
en todos los espacios.
se repite en todos los rostros,
representa todo el dolor.

Me interrogas con tus manos
vacías y huecas, opacas,
hermosas y tristes, muy tristes,
desnudas de caricias.

El tiempo regala la luz un instante,
una bocanada de aire, un suspiro,
una mirada fugaz al azul.
el resto es espera, silencio....

Avanzas con el cuerpo erguido
y expectante, retador, ansioso,
buscas el eco de tus pisadas,
el recuerdo de tu paso.

Preguntas y no hay respuestas.
solo un sueño del que despertar,
ni un camino seguro que recorrer,
ni un sentido para vivir y morir.



lunes, 3 de noviembre de 2014

35 MILÍMETROS: "NUNCA ES DOMINGO"




Este lunes nos ponemos serios para hablar de un tema que lamentablemente siempre está vigente, pese a las reivindicaciones, a las insuficientes denuncias, las luchas......las leyes...

EL cortometraje, "Nunca es domingo", de Carlos Dueñas, es considerado uno de los Mejores 20 cortometrajes españoles, según el diario 20 minutos, Nunca es domingo estuvo nominado a los Premios Oscar..

Sinopsis: Isabel, una mujer madura, casada y con dos hijos. Su matrimonio no funciona, su existencia es anodina y siente como si no contara para nadie. 
Durante muchos años ha sufrido los malos tratos de su marido. Los pensamientos, reflexiones y temores entre madre e hija sobre el pasado de una y el futuro de otra se entrecruzan y nos muestran la falta de comunicación que ha existido siempre entre ellas.

Ha llegado el momento de hacer algo....





¡Que no se levante la mano a una mujer, si no es para acariciarla!

Marinela

sábado, 1 de noviembre de 2014

ELGRAMÓFONO: Adagio -Eleni Karaindrou -


Marek Langowski

Eleni Karaindrou nació en el pueblo de montaña de Teichio en el centro de Grecia y creció en Atenas, donde estudió piano.

Karaindrou tiene una larga historia de composiciones musicales para el cine y el teatro; hasta la fecha, unos 18 largometrajes, 13 obras de teatro y 10 series de televisión han ofrecido su música. Aunque la mayor parte de su trabajo ha sido con directores griegos.

Karaindrou ha sido galardonada con el premio Fellini "mejor compositor de Europa" Tiene una gran reputación como compositora de bandas sonoras de largometrajes. Perfeccionista en su trabajo, en el sentido de que se tiende a algo que es perfecto, pero nunca llega

Me llama la atención la sensibilidad de todas sus obras, la intimidad que destila, la emoción de la idea que deja volar el alma, los intensos sentimientos  y la prosaica realidad que evocan sus obras.

No quiero dejar pasar este "Adagio" que llega en el momento oportuno....




Con las ilustraciones de Marek Langowski este  artista polaco, para el que  la pintura es una pasión. Dice pintar emociones intercaladas con tristeza y lágrimas.Dice que la pintura es una esperanza, una reflexión sobre lo que tenemos,  un pensamiento, una conversación. A veces una queja a Dios. Tal vez gracias.......

Con este cúmulo de emociones puestas sobre el lienzo  blanco de la pantalla....me voy a dormir.....

Buen fin de semana Calados y lectores.!!

Marinela

jueves, 30 de octubre de 2014

CONDUCTORAS SUICIDAS. VOYAGE, VOYAGE...



Se sentía como una heroína, había defendido su trabajo como una jabata mano a mano con su compañera, en un  perfecto tandem, rompiendo las líneas enemigas de los nervios y la inseguridad, en un terreno extraño, lejos de su tierra, después de recorrer cientos de kilómetros compartiendo viaje y asiento con ella, cómplice de la aventura laboral.

Dos abejitas trabajadoras que se afanan en reinventarse, en contrastar ideas, dibujarlas desde varios puntos de vista, en un toma y daca propio de disertaciones de dos filósofas en pleno mundo de las Ideas platónicas que se afanan en plasmarlas en la realidad imperfecta. La mejor de las veces que ha habido tal sintonía, tal compenetración. ¿Serán los largos años de experiencias compartidas? ¿El haber conseguido esa ósmosis entre el trabajo y la amistad?  Imaginad los viajes de esta pareja. Hasta el infinito y más allá.

Esta vez la vuelta a casa se impone hacerlo por separado. Sola ha sido un acierto encontrar la puerta de salida de tantas que tiene la plaza Mayor hacia la calle de la estación, después de desayunar en ese bar de uno de sus soportales con ese camarero extrañamente poco hablador. Mascaba la soledad, mientras me cruzaba con los estudiantes que acudían al instituto de buena mañana y yo arrastraba la maleta cuesta arriba por esa calle empedrada que la frenaba y tamborilleaba. Preciosas esas calles con sabor a medievo si no arrastras una maleta. Aún así llego a la estación con más que sobrado tiempo de espera y me quedo destemplada con este loco tiempo de calores al mediodía y fresco por la mañana que te hace no acertar con la ropa que ponerte para estar sentada en ese banco solitario.
Descifro el panel de salidas de los autobuses y busco mi destino, Madrid, la metropolis, enredada en una madeja de conexiones viajeras. ¿Seré capaz de orientarme en esos transbordos de autobús, metro y tren? Se ve tan sencillo cuando un amigo nativo de la zona te acompaña por esos túneles y te lleva a buen puerto, pero cuando lo haces sin esa mano amiga, se te activan hasta los sentidos más arácnidos para tratar de no liarte y dar con la salida, saber sacar el billete en esas máquinas sin alma y no equivocarte de andén. Pierdes toda la vergüenza por asegurarte que vas bien y preguntas a ese ciudadano que supones será caritativo contigo, de colega a colega viajero.
El estrés recorre tu cuerpo, lo notas, comienzas a sentir las señales inequívocas en tu vejiga que maldices, porque ahora tienes también que buscar un baño, calcular si cabe la maleta en el cuchitril de la taza del vater, encajar el bolso donde puedas y maniobrar con acierto para descargar la increíblemente larga cascada amarilla. Esto no es natural, solo me había tomado un café con leche. Comprobado, los nervios son el mejor de los diuréticos.
Cuando por fin llegas a la gran, enorme, bulliciosa, estación de tren, recuerdas las instrucciones de tu amigo, todo recto y luego a la derecha. Pues no, no es tan sencillo, aquí hay más pasillos de los que me pintaron y quién mejor los conocerá, el guardia de seguridad, tan macizo y tan contundente en sus palabras. ¡Victoria!, he llegado al portal de entrada del AVE, donde me controlan el equipaje y llego a una sala de espera con auténticos asientos de tren, pero en dique seco. Acomodada a la espera de ser anunciado mi AVE, pienso, cuanto daría por una conversación con una amiga, y tal cual, suena el bip de un whasapp en mi móvil. Es mi compañera que se interesa por mis tribulaciones como viajera. Increíble, estamos coordinadas hasta en estos detalles.
Si ya pensaba que el mundo era pequeño, viajando con el AVE que realiza el viaje en una hora y media cuando se necesitan cuatro, todavía lo veo más encogido, pero es un placer viajar a tal velocidad, como un electrón viajando por un cable, sin percibir esa sensación de vértigo, sino con una suavidad solo sacudida por la sorpresa al cruzarte durante menos de un segundo con el AVE que va en sentido contrario.

De vuelta al hogar, al camino más que conocido, a la anestesia de la rutina diaria, hasta que echemos de menos esas mariposas que nos inviten a otra aventura viajera.


Small window, a music video for Luluc from nacho rodriguez on Vimeo.

Besos y abrazos de encuentros, queridos Calados y lectores.

Las Gemelas del Sur.

lunes, 27 de octubre de 2014

LA GATA SOBRE EL TECLADO. Caperucita y el hombre feroz.



El sol brillaba en un cielo inmenso y azul.
- Ve por la sombra.
- Sí mamá.
- No pierdas el tiempo.
- No mamá.
- No hables con desconocidos.
La niña se volvió hacia su madre. En su cara regordeta y angelical había un gesto de haztazgo.
- Todos los días me dices lo mismo, mamá. Es que ya me aburres.
- Y no me cansaré de decírtelo, Caperucita. Anda vete ya y dale un beso a la abuela de mi parte. Dile que las tortitas no llevan azúcar.
- Pero si ella puede...
- Por si acaso. Anda vete ya, Caperucita
La niña se metió en el bosque mientras tarareaba una canción improvisada:
El tiempo no perderás
por la sombra caminarás
y si ves a alguien que no conoces
huiraaaás. 
Y fue en ese instante cuando la niña escuchó un ruido entre los arbustos. Caperucita aminoró el paso y miró a uno y otro lado. Nada debo temer - se dijo a sí misma-, porque conozco el bosque como la palma de mi mano. De repente, frente a ella, un gran lobo apareció en el camino.
- Hola loba luna ¿dónde vas? - dijo Caperucita-. Me has dado un buen susto.
- Huyo despavorida.
- ¿Por qué huyes?
- Un peligro acecha en el bosque, Caperucita, un peligro terrible.
- ¿Qué peligro?-preguntó Caperucita muy asustada-.
 -Ha llegado un extraño ser que mata por placer, se esconde entre el ramaje y lleva encima una vara tan mágica como maligna, que en un segundo te puede romper en mil pedazos.
-¡Oh! - exclamó la niña-. Debo correr y contárselo a mi abuelita. Ella sabrá lo que hay que hacer.
Caperucita corrió por el bosque como una liebre, saltó ramas, cruzó torrentes, trepó a los árboles y al cabo de un buen rato llegó a casa de su abuelita, que hacía un crucigrama en el pequeño salón pintado de rosas azules.
- Abuelita, abuelita - dijo precipitadamente-, he visto un árbol de un señor que dice que tiene magia y rompe en pedazos la luna de Loba.
La abuela levantó la vista del crucigrama, se quitó las gafas y la miró con interés.
- Lo que dices no tiene sentido. Anda tranquilízate y vuelvemelo a contar.
- He visto a loba Luna y me dicho que hay un ser en el bosque que mata por gusto y que tiene una vara mágica y destructora.
La abuela se rascó la barbilla como si estuviera meditando.
- Ahora ya lo voy entendiendo, Caperucita. Espera que me abrigue que se va enterar ese extraño ser de la vara mágica.
Caperucita y su abuelita salieron al bosque. Atardecía y una luz dorada iluminaba las copas de los árboles. El bosque a aquellas horas, estaba lleno de vida.
- Espera, he oído algo - dijo la abuelita-.
Caperucita se paró en seco. Ella también había escuchado un ruido ¿Sería aquel ser extraño que mataba por placer?
- ¿Quien anda ahí?- preguntó la abuela con voz grave-. Si no sales en un minuto te tiraré una piedra y te sacaré las malas ideas de esa testaruda tez.
Primero asomó una cabeza rubia y luego otra morena.
- Son dos niños - dijo Caperucita-. ¿Qué hacéis en el bosque a estas horas?
- Nos hemos perdido - contestó el niño que parecía mas mayor que la niña-.
- ¿Y dónde os creéis que vais, pequeñajos?
- Hemos visto una bonita casa a los lejos. Sale humo por la chimenea. Pensamos que podríamos dormir allí.

- ¿No será esa casa que hay entre las rocas, al borde un de un profundo precipicio? - preguntó la abuelita-.
- Esa - dijo la niña sonriendo-. ¿A qué parece sacada de un cuento?
- De un cuento de terror - contestó la abuela. Ahí vive una recaudadora de impuestos jubilada. Os puede sacar hasta el higadillo. Tendréis que venir con nosotras. ¿Cómo os llamáis?
- Yo, Hansel - dijo el niño-.
- Y yo, Gretel - dijo la niña-.
-  El caso es que esos nombres me suenan - sugirió la abuela. Sigamos.
La oscuridad se adueñó del bosque y una lengua de frío se extendió bajo las copas de los árboles más altos. Caperucita, la abuelita, Hansel y Gretel seguían caminando despacio cuando vieron un raro resplandor a los lejos.
- Allí, junto a la cascada ¿has visto?
- Es una chica que duerme - afirmó Gretel conmocionada-.
- Ah, esa - exclamó la abuelita con tono despreciativo-. ¡Pues no lleva tiempo durmiendo! Parece ser que espera a un príncipe que tiene que despertarla de su dulce sueño, pero ya lleva así meses.
- Pobrecilla, vamos a verla. A lo mejor necesita algo -propuso la niña-.
Los cuatro se acercaron despacio y la rodearon con admiración.
- Es muy guapa -dijo Hansel-. ¿Y si la beso yo?
- Tú quieto - dijo la abuelita-, a ver si se nos duerme para siempre.
- ¡Tiene pulgas! - exclamó Gretel aterrorizada-.
- Y a saber qué más - respondió la abuela-. Sigamos antes de que se nos peguen.
Un ruido interrumpió su charla. Un caballo a todo galope se acercaba hacia ellos levantando una gran nube de polvo.
- ¿Habéis visto a una muchacha que duerme un dulce sueño al rumor de las aguas cristalinas de la cascada?
- Ahí detrás la tienes - respondió la abuela-. ¿Se puede saber cómo has tardado tanto?
El apuesto joven no contestó, desmontó del caballo y corrió hacia la muchacha.
- Ya verás qué pasa... - susurró Caperucita-.
- ¡Niña!- exclamó la abuela-. ¿No sabes que el amor todo lo puede todo lo soporta, todo lo...?
- ¡Pulgas!

Como corcel llevado por un viento huracanado pasó el príncipe en dirección contraria al lugar donde yacía la joven dormida.
- Te lo dije - avisó Caperucita-.
El silencio se hizo entre ellos. Debían encontrar al ser extraño que mataba por placer antes de anochecer. A su derecha pudieron escuchar unos pasos rápidos seguidos de un incesante parloteo.
- El que faltaba - dijo la abuela-.
-. ¿Quién?- pregunto Gretel curiosa-.
- Es Sid, el perezoso de la Edad del hielo. Habría que cortarle la lengua para que dejase de hablar.
 Sid se acercó hasta ellos con los ojos espantosamente abiertos.
- Me persiguen. Vengo de la Edad del hielo. Viene una glaciación ¿ o dos? No sé. ¿Donde está Many? ¿Quienes sois?
La abuela le cogió por los hombros.
-¿Quieres relajarte o me va a dar un ataque ¿Quien te persigue?
- Un ser, feo, con una larga vara... Viene una glaciación. ¿Quienes sois?
-Este chico creo que toma demasiados refrescos azucarados -susurró la abuela-, y dijo:
-Somos los amos del bosque e intentamos encontrar a ese ser que te persigue antes de que mate al lobo.
- Pues ahí está - exclamó Caperucita dando instintivamente dos pasos atrás-.
Un hombre alto, vestido como un matorral y con una larga vara en la mano se acercaba a ellos. La abuela no se arredró.
- ¿Qué haces aquí? - preguntó-.
- Buscar al lobo ¿Lo habéis visto?
- ¿Y si lo hubiéramos visto?
- Mejor me lo decís - dijo aquel ser huraño levantando la vara de madera y hierro que escupía fuego.
- ¿Acaso te he hecho daño?- preguntó Hansel-.
- No.
-¿Acaso se ha comido tus ovejas?- indagó Caperucita-.
- Yo no tengo ovejas.
- ¿Acaso ha entrado en tu casa y te ha robado los calzones?
- Abuelita.. -susurró Caperucita-, no seas descarada.
- No, no ha entrado en mi casa ni se ha comido a mis gallinas ni..
- ¿Entonces?
- Es un peligro.
- ¿Para quién?

Aquel hombre se estaba quedando sin palabras.
- Para mí.
Entonces - dijo la abuelita rodeándolo-. ¿Por qué vienes al bosque?
El hombre retrocedió lentamente sobre sus propios pasos.
- Tienes un minuto - dijo la abuela-, para salir corriendo. De lo contrario, vendrá la loba Luna y todos sus primos.
- ¿Sus primos?
- Diez lobos, grandes como osos y fuertes como leones. Ahueca el ala o te vas a quedar sin plumas.
Y aquel hombre feroz, matador de animales que en nada le molestaban, salió corriendo en dirección a su cuatroporcuatrodieciseis y se marchó a su ciudad contaminada de la que nunca debió haber salido.
- Vamos a despertar a la tonta durmiente - dijo la abuela-, porque si espera que vuelva el príncipe de sus sueños va lista. En cuanto le quitemos las pulgas - afirmó dirigiéndose a los niños-, cuidará de vosotros. Y ahora, vámonos, antes de que bajen los lobos.
- Pero no habías dicho... - preguntó Caperucita-.
- ¿Tu has visto a los primos de Loba Luna? ¿no? Pues yo sí. Haz lo que te digo.

Y la abuela, Caperucita, Hansel, Gretel, la Tonta durmiente y Sid el perezoso se adentraron  en el bosque cogidos de la mano en dirección a la casita del bosque.

En lo alto de una loma aulló la loba. Y parecía un aullido feliz.





viernes, 24 de octubre de 2014

FOTO POR TÍ_Los pisos de los bancos

Piso piloto. Gracias a los bancos.
País este de pandereta, chorizos y malnacidos. Últimamente las noticias me dan naúseas, aún más, más cada vez. Es imposible no maldecir a tanto impresentable. Es imposible no querer romper la cara a guantazo límpio a todos los de las blacks, y a tantísimos otros.
¿Qué se puede esperar si no hay más porque nos lo han robado estos listos? Me avergüenza cada mañana formar parte de un país con una clase dirigente como esta. ¿Es tan difícil no mancharse de todo lo sucio cuando se es político en este país? ¿Quedará alguno honrado? ¿Alguno podrá ser decente? No guardo esperanza alguna.
Poco tengo. Pero lo peor es que aún espero menos.

miércoles, 22 de octubre de 2014

TE DIJE QUE VOLVERIA ......... OTRA VEZ AL HORIZONTE




Desesperadamente vencido,
abrumado de nostalgia.
regreso
a su imagen, a su vientre
cálido y profundo.
regreso
a la cadencia de sus palabras,
al susurro y el deseo.


Trágicamente herido,
saturado de fracaso,
regreso
a su perfecto infinito
a su manto protector.
regreso
a su dureza de sal,
que restaña mis lamentos.


Despojado  de deseo,
hundido y sin esperanza,
regreso
a su pasión sanadora
a su inmenso corazón
regreso
a mis primeros recuerdos
al azul de su ternura.

lunes, 20 de octubre de 2014

35 MILÍMETROS: "1.58"


Lunes de terror......nos acercamos al 1 de noviembre......

"Una chica conduce de noche por una carretera secundaria, de manera descuidada. La radio de su coche es su única compañía. O no. De repente, un grupo de misteriosos asaltantes le causan serios problemas"

El cineasta Rodrigo Cortés ha estrenado en el Festival de Cine Fantástico de Sitges su cortometraje "1.58". Es un corto con aires de thriller de terror  protagonizado por Manuela Vellés con la colaboración especial de Julia Otero y Gabino Diego, que ofrece al espectador diferentes claves sobre una conducción eficiente.

El corto está producido por la compañía energética Gas Natural Fenosa, en el marco de la iniciativa "Cinergia" que pretende acercar la eficiencia energética al gran público y forma parte de un proyecto que agrupa a otros 3 cortos de distintos directores que se estrenarán en los principales festivales del país 

Los cortometrajes abordan aspectos diferentes de la energía eficiente: mantenimiento de equipos, eficiencia en el hogar, eficiencia en el trabajo y movilidad sostenible.

Cine que conciencia sobre la energía eficiente, al menos, eso dice el lema de Gas Natural Fenosa

En fin, como siempre, el plato está servido, degustadlo vosotros....espero vuestra valiosa opinión....




¡Saludos Calados! y ¡Feliz Semana!

Marinela

viernes, 17 de octubre de 2014

EL GRAMOFONO: "IO TI PENSO AMORE"



El Gramófono de este viernes, nos trae un dúo impresionante interpretando  "IO TI PENSO AMORE", del album "Garrett vs. Paganini"

David Garret es un violinsta alemán. Un alumno aventajado del maestro indiscutible Itzhak Perlman.
En este vídeo acompaña  la  excelente voz de  Nicole Scherzinger, actriz y cantante  vocalista de varios grupos de Pop, entre ellos Pussycat Dolls,

Garret interpretó la película "El violinista del diablo", en la que encarnaba a Niccolo Paganini. La historia de la vida del violinista y compositor italiano,   virtuoso músico del siglo XIX.

Nada que decir en contra, es más, como curiosidad, diremos que contribuyó a pagarse sus clases ejerciendo de modelo, demostrando una vez más, que los principios casi siempre son costosos, pero el que persevera y lo merece, es posible que llegue a su meta.

Es considerado el violinista más rápido del momento, no es aquí donde lo demuestra, pero ha roto el record Guiness de velocidad tocando el violín, demostración que dejaremos para otra ocasión..

Hoy, disfrutad de Garrett y por supuesto de la maravillosa voz de Nicole Scherzinger.


¡Buen fin de semana Calados y lectores!

Marinela

miércoles, 15 de octubre de 2014

PASABA POR AQUÍ: "El líder del paraguas rojo"



En Otoño, esa estación en la que el sol se va alejando de nuestras vidas, y el ambiente se tiñe de colores cálidos provocando una sensación de "canto triste de melancolía", alguien como yo, se va a conceder un paréntesis, y coincidiendo con la puesta en marcha de la maquinaria educativa, que me toca de cerca, me paro a reflexionar sobre lo que estoy haciendo y lo que me propongo emprender. Y a pesar de la incertidumbre que se puede respirar en el ambiente, me arriesgo con un nuevo proyecto.

Sabemos que nos movemos contra corriente, pues no tenemos fondos ni tarjetas opacas de las que echar mano, solo voluntad y unas dosis de ilusión, pero necesitamos salir de este autismo funcional que sufrimos, esta parálisis emocional enquistada en el desánimo y el cabrero, nunca más justificado por los acontecimientos que maltratan día si y otro también, nuestra fe en la democracia, en la justicia….en el ser humano.

Mi objetivo es ser eficaz en mi trabajo y disfrutar de lo que hago, por ello, busco la satisfacción con nuevas expectativas. Pero también me pregunto ¿donde están mis apoyos, ¿de qué fuente bebo para no rendirme? Y no encuentro otra respuesta que, en la propia fortaleza, en nuestro líder interior que nos empuja y nos sube el listón y en alguna que otra noble opinión cercana, no corrompida.

Escuchando a ese líder, prudentemente esperanzado, pasa por mis manos un artículo de José A. Marina, (filósofo y escritor) que me da otra pista para seguir abundando en esta reflexión. Marina aporta una visión poco usual de la "nobleza y la vulgaridad", que sin ninguna pretensión clasista, nos muestra hacia donde dirigir el timón de nuestras metas.

Y volviendo a los alumnos que van a nutrirse de esa maquinaria educativa de la que hablamos, apunta Marina:

- Los educadores no podemos olvidar que hay un modo de vida noble y uno vulgar.
Dicho así, tal vez visualicemos una imagen elitista o prepotente, pero si  vamos al fondo de la cuestión y nos dejamos de abalorios a modo de connotaciones de palabras como grandeza, nobleza...podremos hablar de ellas con toda sencillez y cotidianidad. Ser grande y noble no significa otra cosa que ser bueno, considerar a los demás con sinceridad y querer ser mejores, ¡casi na!

Estamos anegados por una epidemia de vulgaridad, solo tenemos que ver la gran cantidad de programas televisivos que nos muestran lo fácil que es conseguir fama y dinero con muy poco esfuerzo y ningún valor, por no hablar de lo fácil que resulta aprovecharse de una buena posición para medrar y hacer caja. Quizá cunda el ejemplo y esta epidemia tenga algo que ver con las crisis de desidia  y los mediocres resultados que vuelca el informe PISA

Aunque escuchando a Giner de los Rios, (profesor), quien decía:

- La vulgaridad, es la dictadura del egoísmo, la servidumbre de la rutina, la indiferencia por las grandes cosas, no es la cortedad de vista intelectual, sino la del horizonte,…. también la podamos encontrar mirando hacia el vértice más alto de nuestra pirámide social, donde el horizonte está lleno de corruptos, con vulgar ambición, y poca nobleza.

El vulgar no admira a nada ni a nadie, está muy contento de ser como es. "-El fin justifica los medios-" con frecuencia, el vulgar se debe escuchar a sí mismo repitiendo este credo, confundiéndose con un ideal democrático.

Una sociedad que no admira, o que admira mal, es decir, a personas que no lo merecen, sufre un estancamiento que empequeñece su vida, y ni que decir tiene lo escasos que andamos de líderes admirables. Es verdad que una democracia se basa en la igualdad de las personas, pero solo respecto a sus derechos fundamentales. En todo lo demás, una democracia rigurosa debe ensalzar la calidad, el esfuerzo, la generosidad y la bondad…y decidme..¿dónde se esconden esos valores en nuestra democracia, que no los encuentro?

¿No es la mejor democracia la que se basa en respetar la dignidad de todos los hombres? Y… ¿no es en nuestra democracia donde se rebaja su dignidad, despojándoles de sus derechos, faltando a la verdad…, culpabilizándo a las víctimas de su propio mal, sin ningún  rubor …robandole en su propia cara…?

El gran paso hacia una democracia real se dará, cuando la "Dignidad" sea reconocida en todos los seres humanos, con el respeto por uno mismo, por los demás y la admiración por los mejores….¡que lejos están de esa admiración nuestros líderes políticos! ¡Qué lejos estamos de la democracia real!

Pero insisto, a pesar de ellos y la corriente que escupe diariamente mentiras y vulgaridad...la educación debe ser el dique contra ellas, pero para conseguirlo, los docentes y toda la sociedad, tendremos que esforzarnos para que nuestra vida sea noble y digna y sean esos valores los que transmitamos.

¿De qué estamos hablando? De esforzarnos para que no valga todo, de forzar a la parafernalia mediática para dar un corte al aluvión de mediocridad diaria que nos ofrece, de pedirle a la maquinaria educativa que cultive la motivación para conseguir que una expectativa de los jóvenes que ahora están formándose, sea desear una forma de vida más satisfactoria, una satisfacción proporcional al esfuerzo invertido. Hablamos de buscar claves para que el esfuerzo sea el camino y no el castigo. Hablamos de creer en nosotros y de querer ser mejores.

Hoy me propongo casi, casi, un reto… enfocar una nueva etapa con esfuerzo, que es como se llega a la meta, con "Dignidad" y escuchando y valorando las posibilidades que me dicta mi líder interior…

… Que sepáis que nuestro líder exhibe un paraguas rojo, para que no le perdamos de vista....

Aunque como dijo Machado, ¡Qué difícil es no caer, cuando todo cae!

¡Intentémoslo!


Y hablando de  líderes, os propongo que escuchéis uno de los mejores discursos sobre libertad y democracia en boca de Charles Cahplin, en la película "El gran dictador" ¡Una escena magnífica! 




¡Saludos Calados!

Marinela

lunes, 13 de octubre de 2014

LA GATA SOBRE EL TECLADO. Excalibur.

Perro Excalibur fue sacrificado


El miedo es una enfermedad que no tiene cura. Se extiende como un viento ponzoñoso y convierte al amigo en sospecha, al cercano en apestado. En aquel ministerio, un día de otoño, al miedo se le unió la ignorancia. 
- Señora ministra, que la enfermedad se extiende, que el virus es malo con ganas, que la sociedad se levanta. Hay que hacer algo. Salimos en la prensa de todo el mundo. Es el primer caso de contagio en Europa. Las sombras de la incertidumbre se ciernen sobre el ministerio. La calle quiere su cabeza. El lado oscuro ha pasado a nuestro lado. Que le dieron paracetamol, señora ministra, que somos el hazmerreír del mundo civilizado y del otro, que el protocolo tiene más grietas que un edificio de Calatrava. Que tenemos chubasqueros, pero cortos de mangas, que esto se nos va de las manos. ¿Qué hacemos, por Dios, que hacemos?
- Habla con el consejero.
El hombre corre cual liebre infectada, atraviesa la ciudad sobre la que apuntan vestigios de pánico ancestral. 
- Señor consejero, que la enfermedad se extiende, que el virus no tiene cabeza, que el lado oscuro no responde al paracetamol, que el protocolo de los chubasqueros se nos queda corto, como las mangas, que el contagio de las grietas es inevitable, que el ministerio se levanta contra la sociedad. que la cabeza de Calatrava se nos va de las manos ¿Qué hacemos, por Dios, qué hacemos? 
 Sin duda, los nervios le pueden. 
El consejero le mira. Es orondo como una galleta oreo. Lo tiene muy claro. 
- Que maten al perro. 

Y muerto el perro, comienza la rabia.