sábado, 27 de julio de 2013

FOTO POR TÍ_El retrovisor



Circulando a más de 100 kilómetros por hora viajamos hacia la capital para dejar atrás una aventura. Conduce mi esposa. El coche discurre veloz por la autopista acortando la distancia y aprovecho para sacar la cámara y pensar, a medida que voy tomando fotos. Fotografío la carretera con sus abiertas curvas y el GPS pegado al cristal sobre el salpicadero. Fotografío camiones al adelantarlos y girasoles que me dan la espalda mientras miran al sol de la mañana. Fotografío árboles solitarios en medio de campos segados. Fotografío nubes que extienden sus dedos en el azul del cielo. Fotografío el guardarraíl y en una última captura, giro la cámara metiendo en el encuadre la carretera que dejamos atrás, a través del retrovisor, que cierra la composición por la izquierda.

Pienso que la vida es como la imagen de la carretera por el espejo. Acabas de verla frente a tus ojos y de pronto desaparece casi instantáneamente, apenas te queda tiempo para, si puedes, echar un vistazo fugaz al retrovisor y ver cómo se desdibuja todo: las señales, el asfalto, las líneas blancas del arcén. Ves que todo se escapa engullido ante la velocidad y el avance rápido, inexorable e implacable del tiempo. Digo yo si una vida no es más que una ingente sucesión de breves imágenes que van quedando atrás con urgencia, ante la ineludible necesidad de vivir lo que nos llega, igual que se mira a la carretera cuando se circula por ella. 

Llegamos a mediodía y los abrazos con nuestro hijo marcan el final de una aventura, la suya, la que él ha vivido en la remota Selva del Darién. Se humedecen nuestros ojos al vernos. Imagino el reflejo del Mar del Sur en su retina. Imagino que se mezcla la sal de su espuma en sus recuerdos con la de las lágrimas que resbalan por la mejilla de su madre.

Giro la llave y enciendo el motor, partimos de vuelta a casa. Miro hacia atrás mientras paladeo mis propias lágrimas. Pronto el cartel de la Francisco de Vitoria se pierde en las imágenes del retrovisor.


Amigos Calados, atrás queda un curso y el verano es todo cuanto tenemos ahora frente a nosotros. Disfrutadlo y vividlo intensamente antes de que se convierta en reflejos de lo que no volverá. 
Buenos momentos para todos, no olvidéis fotografiarlos.

Abrazos y besos Calados desde esta ventana. Volveremos para abrirla en septiembre.
¡Hasta entonces!

15 comentarios:

  1. Muy buena foto y fantástica reflexión, la vida pasa muy rápida como en una carretera y cuando queremos darnos cuenta solo nos queda mirar atrás,hay que vivir cada fotograma de la vida como si fuera el último y disfrutar de los nuestros, yo por si acaso me voy de fin de semana a Benidorm............ Un abrazo maestro y feliz verano.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días en esta última entrada de "calados" hasta Septiembre y como siempre, estupenda foto y mas estupenda reflexión:"la vida que pasa..." Así es,cuando te quieres dar cuenta un contratiempo inesperado te saca de "tus railes" y te das cuenta que la vida se tambalea y de que lo que no has hecho antes, ya no sabes si podrás hacerlo. Menos mal que siempre quedarán las fotos para recordar y pensar que quizás deberíamos haber vivido recordando en que sí que hay un final que nos espera en una curva traidora. Por eso ¡vivamos el presente!¡feliz verano a todos! Un abrazo Chelo.

    ResponderEliminar
  3. Felices vacaciones.
    Muy buena reflexión, nos volvemos a encontrar en septiembre.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  4. Las Conductora Suicidas sienten al 100% la conducción que nos propones en reflexión. Una estupenda visión literaria del paso de la vida. Pero veamos en esos ojos jóvenes destinos futuros y un camino todavía por recorrer junto a ellos o muy cerca.

    Un emocionante regreso, feliz aventura.

    Es posible que vea en tu imagen el rebufo del aire que desplaza el coche? Un efecto muy logrado.

    Besos veraniegos.

    ResponderEliminar
  5. Espero que lo hayas pasado en grande en Benidorm amigo mío..., mis mejores deseos para el verano, como dices, disfrutando de los tuyos es de las mejores maneras.
    Gracias y un abrazo Carlos!

    ResponderEliminar
  6. Lo importante es saber mirar para adelante y sujetar con firmeza el volante, y de eso, Chelo, creo que sabes de sobra, así que no te preocupes por las curvas. Felíz verano y ánimo, olvídate de las curvas...!!
    Un beso y un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Sneyder, por pasar y comentar, por supuesto estaremos en Septiembre por estos lares. Me alegra te guste.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Es verdad que quedan muchas aventuras, casi a diario las pasamos de uno u otro "calado"...
    Respecto a lo del "rebufo", lamento decepcionarte, pero creo que te refieres a un efecto producido por una balleta más sucia de lo que tocaba que en lugar de limpiar el retrovisor, lo dejó digamos "menos limpio" de lo que estaba... Si te fijas, también se nota en la parte oscura que se interpone frente a la ventanilla propiamente.
    En mi descarga diré que la balleta no la pasé yo ni sé quien lo hizo...
    Besos estivales a tí también!

    ResponderEliminar
  9. Mi querido Emilio: ciertamente la vida pasa muy rápidamente. Más deprisa de lo quisieramos. Somos tan complejos que, a veces, nos gustaria parar el tiempo, sin embargo, hay ocasiones en que queremos que ese tiempo pase muy deprisa.
    Lo importante es saborearlo en cada instante.
    Una foto, como simpre, tomada para la ocasión.
    Feliz verano, feliz tiempo, feliz todo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Demasiado de prisa. ¿Saborearlo? ¿Pero tienes la cuchara preparada?
    Gracias Carmen, espero también felices todo para tí.
    Abrazote igualmente.

    ResponderEliminar
  11. Invitación - E
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  12. Hay que saborear cada momento de la Vida y disfrutar más del Presente, porque el pasado ya no se puede percibir, apenas, por el retrovisor y el futuro aún está a muchas curvas de nosotros.
    Preciosa Reflexión.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. ¡Muy buena reflexión! Un placer es leerte. ¡Gran blog! Saludos cordiales y felicitaciones de la Sociedad Argentina de Escritores Filial Villa María- Córdoba.

    ResponderEliminar
  14. He venido a calarme en tu blog. Me ha encantado este periplo...Carlos

    ResponderEliminar
  15. Después del mes de Agosto, "recalo" de nuevo por aquí.
    Con retraso, pero agradecido quedo y lo manifiesto a José María, Pedro Luis, Carlos Augusto, a los del "S.A.D.E"... Agradecido digo por vuestro paso por este rincón. A ver si nos vamos viendo durante el curso...

    ResponderEliminar