viernes, 22 de mayo de 2015

EL GRAMÓFONO: 'Take Me To Church"



Sergei Polunin bajo la dirección del consagrado director y fotógrafo estadounidense, David LaChapelle  y las directrices del coreógrafo londinense Jade Hale-Christof , interpreta con su danza, el tema 'Take Me To Church" de Andrew Hozier-Byrne y nos hace disfrutar esta semana de la música y la danza.

La música y la intensidad de la interpretación de Hozier,  un joven músico irlandés de 25 años, cuya  obra ha sido  nominada a los Premios Gramy 2015 como "Canción del año", sirve en esta ocasión, para acompañar la impecable ejecución de movimientos de Sergei Polunin, originario de Ucrania y que fue bailarín principal del British Royal Ballet.

Espero que disfrutéis de ambos, tanto como yo.....porque raya la perfección..



¡Buen fin de semana Calados!
Marinela

11 comentarios:

  1. Una auténtica delicia , como siempre traes la belleza más sublime
    te dejo mi nuevo enlace por si te apetece pasarte ya que palabras.... está parado ( al menos de momento)
    Un abrazo y buen fin de semana
    http://mipielentupiel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Lo que más me llama la atención es cómo está a punto de abrirse la cabeza contra las vigas del techo en el minuto 3 y 40 segundos... Y lo sé porque lo he pasado varias veces haciendo uso del botón de Pause (aunque faltan fotogramas debido a la compresión supongo) para ver lo cerca que pasaba, y pasa ciertamente muy cerquita...
    Por lo demás, un video grabado con una excelente fotografía y tratamiento de la luz etéreo, muy "volátil", muy como la propia danza...
    ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Impresionante la música y la plasticidad de la danza
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho.
    Gracias.
    El sábado suena mejor.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Qué buena recomendación!!

    Puro sentimiento y sensibilidad.

    Gracias :-)))

    ResponderEliminar
  6. La puesta en escena es preciosa, el tema y la voz de Hozier también. En cuanto a Segei Polunin, l'enfant terrible del clásico ruso, bueno... es magnífico. Un bailarín formado en el clásico puro, superdotado en todas las cualidades deseables para un bailarín clásico. En esta coreografía, como en general en todo el neoclásico y en gran parte de la danza contemporánea, se confirma, para mí, que si bien el lenguaje del contemporáneo, mucho más amplio que el del clásico, permite muchisima más expresión, más riqueza de movimientos, la formación clásica de los bailarines es lo que hace que las ejecuciones sean deslumbrantes.
    El vídeo me lo pasó un amigo en marzo, lo tengo más visto que el tebeo y.... no me canso de verlo!!!!!
    Un 10 por tu elección! Es un lujo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Impresionante. Sin duda, la danza es un arte para el que hace falta un aprendizaje muy duro. pero el resultado es deslumbrante.

    ResponderEliminar
  9. Encantada de compartir el arte y la belleza.
    Gracias por vuestras visitas y comentarios!!

    Abrazos calados

    ResponderEliminar
  10. Vaya joya, me ha encantado! Gracias por tu selección!!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar