miércoles, 30 de septiembre de 2009

1er. Ciclo de microrrelatos: LA CAJA NEGRA.



Tras nuestro viaje a Madrid, invitados por la compañia Pilobolus Shadowland y nuestra incursión en el Chino del submundo, situado en el Parking subterráneo de la Pza. de España, en Madrid. Dedicábamos nuestro microrrelato semanal en SÓLO UNA CALADA MÁS a este curioso local, recogiendo impresiones en un PAISAJE SUBCUTÁNEO. Y de estas reflexiones, nace LA CAJA NEGRA.

El pasado día 23 de Septiembre, decidimos abrir LA CAJA NEGRA, de este "avión" e invitaros a todos, seguidores, autores y lectores , a participar con nosotros de una nueva iniciativa. La de "construir", a partir de tan sólo dos premisas (vigilante de seguridad y máquina de tickets de parking) un microrrelato que extraeremos de esta particular Caja Negra enclavada en Calados (podéis ver toda la info aquí).



Este ciclo, que se inició el pasado día 23 de Septiembre'09 y que ha concluido el 30 de Septiembre'09, ha contado con la participación de 9 obras presentadas, de diferentes seguidores, autores y lectores, con un alto nivel de creatividad, donde encontramos hueco para el humor, el amor, el terror, el sexo o la ciencia, entre otros, y que podéis leer a continuación, pinchando en cada enlace.



Desde Calados Hasta los Versos, agradecemos la acogida a esta iniciativa, el entusiamo, la participación y la imaginación que habéis demostrado. Y ha sido un placer contar con todos vosotros.


¿Os atrevéis a destapar los más oscuros secretos que se esconden en esta particular CAJA NEGRA, alojada en CALADOS?...


¡Que los disfrutéis, amigos, Calados y lectores!


(A continuación se muestran por orden de entrada y publicación)


LA CAJA NEGRA: por DIRTY CLOTHES.
LA CAJA NEGRA: por ONMINAYAS.
LA CAJA NEGRA: por PHANTOM.
LA CAJA NEGRA: por LA SOMBRA.
LA CAJA NEGRA: por EMMA.
LA CAJA NEGRA: por xTo=-vs-=naRco.
LA CAJA NEGRA: por ARWEN.
LA CAJA NEGRA: por DEAN.
LA CAJA NEGRA: por AMPARO.

Y esperamos volver a contar con todos vosotros en las próximas inclusiones a LA CAJA NEGRA.

NOTICIAS SOBRE LA CAJA NEGRA:

(13-10-2009)En este momento, LA CAJA NEGRA, cruza las fronteras virtuales y viaja hacia el "Submundo"...

(22-10-2009) LA CAJA NEGRA, ha salvado todos los obstáculos y ha conseguido llegar al Chino del Submundo de Madrid. Continuaremos informando...

CARTEL OFICIAL DE LA CAJA NEGRA

EL CARTEL LLEGA A UN RESTAURANTE JAPO...(DIRTY CLOTHES) HOMENAJE GRÁFICO

LA CAJA NEGRA: por Amparo.


Bien, pues aquí concluye esta primera edición de LA CAJA NEGRA, de la que nos sentimos especialmente orgullosos, tanto por la participación numerosa que habéis tenido, como por la aceptación, gran creatividad e imaginación demostradas. Como siempre un placer compartir buenos momentos con vosotros y por el momento cerramos este abismo que se esconde tras esta particular caja negra, alojada en Calados, que volveremos a destapar pasado un tiempo y donde esperamos volver a contar con todos vosotros.

Y para finalizar este ciclo de microrrelatos, vamos a pasar a la ciencia...a la relatividad...a la lógica en su estado puro, de la mano de nuestra lectora: AMPARO.

¡Que lo disfrutéis amigos, Calados y lectores!.

TÍTULO: VIGILANTE EN MOVIMIENTO.


Imaginaos la hermosa estación de trenes de Berna a principios del siglo XX, con el ir y venir de humeantes locomotoras, viajeros obteniendo sus billetes de los mostradores con sus máquinas expendedoras y amables taquilleros, policías vigilantes de la seguridad paseando por sus andenes. Familiares que despiden a sus seres queridos y observan como el tren se mueve y queriendo apurar los momentos del adiós siguen andando por dentro del tren, manteniendo la posición de su ser querido en el andén. Billetes con la hora de salida que marcaba el majestuoso reloj de la Torre de Berna. Unos metros más allá la oficina de Patentes donde se encuentra nuestro extraordinario funcionario Albert Einstein, inundada de solicitudes de patentes para sincronizar relojes.

Cuentan que todo este entorno, inspiró la teoría de la Relatividad a este hombre imaginativo, impertinente, creativo y ligado a la rebeldía.

El movimiento es relativo, el espacio es relativo, el tiempo es relativo. Sólo él se atrevió a desafiar a las leyes absolutas de Newton. La mayoría de sus ideas se transmiten con palabras y vividos experimentos mentales y numerosas veces en sus artículos utilizaba trenes y relojes.




(nota: todos los microrrelatos recogidos en esta primera edición de LA CAJA NEGRA, serán enlazados en breve a la sidebar del blog para que puedan seguir siendo disfrutados).

LA CAJA NEGRA por DEAN.


Apurando los últimos cartuchos de este ciclo de microrrelatos, es DEAN, en esta ocasión quien nos trae un relato "espeluznante" anclado en el fondo de esta CAJA NEGRA.

¡Que lo disfrutéis amigos!.

.........................................................................................................................................................................

-Hola Fran, cómo estás?

-Bien Dean qué tal esas vacaciones?

-He pasado unos días geniales, muy intensos, me he reído a más no poder y me he divertido mucho. Y por aquí cómo van las cosas?

-Aburrido, todo el tiempo recostado a la puta máquina esta, a quién se le ocurre poner una máquina expendedora de tickets a la entrada de un hotel?, todos los clientes me están dando el coñazo cada rato como si tuvieran que registrar sus entradas y salidas del hotel.

-Los vigilantes de seguridad siempre os estais quejando de todo, por lo menos teneis algo con que entreteneros.

-Suficiente entretenimiento tenemos ya con las ocurrencias de tu jefe, ahora dice que nadie puede tocar la máquina, sólo nosotros, y cuando se traga las monedas qué?, ahora no ganaremos sino para lo que se come la máquina de mierda ésta.

-Hombre cuando venga el representante de quienes la han fabricado podréis recuperar el dinero no?.

-Sí, nadie sabe de dónde viene este aparato, parece que lo han dejado aquí los extraterrestres.

-Alguien sabrá cómo abrirla Fran.

-No lo creo, tres chicos de servicio técnico lo han intentado y casi han salido amputados, la máquina está embrujada. Aparte de eso el ticket sale impreso en idiomas desconocidos, con caracateres incomprensibles; ayer se leía en un ticket la palabra \\\"redrum\\\" que al invertirla es murder, asesino. La verdad es que le tengo mucho miedo al artefacto este.

-Que cosas se te ocurren Fran. Hasta mañana.

-Hasta mañana Dean.

(Al día siguiente...)

-Buenos días, qué ha pasado?.

-Han encontrado a Fran junto a la máquina expendedora de tickets con la cabeza completamente aplastada y los sesos esparcidos por todos lados, como si le hubiesen golpeado con la misma máquina...

martes, 29 de septiembre de 2009

La verdad verdadera sobre "el ratoncito Pérez".

Si a estas alturas aún se os están cayendo los dientes...mal asunto!...ja,ja,ja...pero no os preocupéis por que todo tiene solución en esta vida...y es que seguro que a vosotros también os contaron alguna milonga sobre el famoso y archiconocido Ratón Pérez...bien, pues con este vídeo, creo que muchas de vuestras dudas serán despejadas...xDD

Y acostumbraros a dejaros "los piños" cerca de la mesita...por si las moscas....ja,ja,ja,ja,ja...

Saludos "mellados".

Arwen


video

SÓLO UNA CALADA MÁS: TÓCALA DE NUEVO SAM.


SÓLO UNA CALADA MÁS y os dejo con un microrrelato de mi puño y tecla, que en esta ocasión pretende acompañar a los vuestros, desvelando, una vez más, las profundidades más recónditas de nuestra particular CAJA NEGRA, junto a ese vigilante de seguridad, la máquina de tickets de parking y ..... algo sorprendente....

¡Qué lo disfrutéis amigos!.


TÓCALA DE NUEVO SAM


-¡Alto o disparo!. ¡Ni se os ocurra acercaros a ella!.

Fue lo último que se escuchó antes de desatarse el caos.

El francotirador se encontraba oculto al amparo de un pequeño altillo del chino subterráneo. Un pelotón humano se abalanzaba sobre si mismo en una huida histérica que cerró por completo la salida del parking, cuerpos sobre cuerpos, zapatos olvidados, carteras, gafas…todo corría como recién escapado de un naufragio enloquecedor y subversivo, mientras ella continuaba impasible a todo viento y marea, como si la cosa fuera con otros, como parte de un paisaje onírico. Tampoco levantó la voz, se había acostumbrado desde siempre a no tenerla y sólo escribió, con su acostumbrada grafía Times New Roman: 23:15h., parking Pza. de España, Madrid.

Sam saca del bolsillo de su uniforme de vigilante de seguridad, su inseparable armónica y derrotado, deja caer el arma, se acerca el instrumento a los labios para soplar lánguidamente, al tiempo que cierra los ojos y vientos de jazz heredados del viejo Armstrong hacen sonar “As time Goes By”…mientras las sirenas policiales le añaden la nota rhythm and blues a la melodía…

En el momento de esposarlo, la máquina expendedora de tickets de parking, derrama chorros de tinta en un llanto descomunal que tiñe su guarida imperecederamente, e imprime por primera vez en su vida, una frase con conciencia propia:

“Siempre nos quedará Madrid”.

El Ayuntamiento de Madrid en colaboración con distintos escultores de todos los países, ha puesto en marcha un plan para la construcción de un monumento que será erigido a la entrada del parking subterráneo de la Plaza de España, de Madrid, como homenaje al vigilante y la máquina, en una historia de amor que ha conmocionado al mundo entero.


Saludos exasperados.
Arwen

lunes, 28 de septiembre de 2009

Bla, bla, bla, bla, bla.....xDD

Seguro que a más de uno os habrá pasado alguna vez...pero menos mal que hay buenas personas...ja,ja,ja,ja,ja,ja......


video

Saludos telefónicos.

La Sombra

LA CAJA NEGRA: por xTo.


Seguimos desvelando oscuros misterios, los que nos revela esta particular CAJA NEGRA enclavada en las profundidades de CALADOS y en esta ocasión nos sorprende nuestro colaborador xTo-=vs=-naRco con una delicia literaria...y no os digo más...

TÍTULO: AMOR ENTRE CLIENTES Y OLORES.

Nunca llegó a ser consciente de ello, de su función, de su destino en la vida. Ni si quiera llegó a saber si la poseía. Vivía frente a un restaurante de atmósfera puramente olfativa, caótica por la gente que noche sí y noche también acudía a por la dudosamente digerible ración de fideos, empanadillas, arroz y demás “delicatesen de baja cousine (made in china)”. Miles de manos pasaban por ella, y sin rechistar, ofrecía lo que sus clientes querían. Personas desesperadas, hartas de la urbe, optaban por salir de un profundo y complejo agujero. Por lo cual, dentro de sus limitaciones, ella sabía cómo satisfacer a la gente, y siempre lo hizo con la perfección que tan sabiamente se adquiere con los años... aunque para su débil memoria, siempre lo había hecho de la misma forma. Su manera de ser, quizás, era demasiado sencilla, nunca se negaba a nada, sus clientes (vamos a llamarlos así) se acercaban a ella con la confianza de un usuario frecuente, ofrecían su dinero y ella los liberaba en tan solo unos segundos. Aún así, nadie pareció quererla ni apreciarla lo suficiente como para expresar correctamente su gratitud por tan servicial oficio.



Nadie, excepto un hombre.



Un hombre cuya vida más allá de “ella” poco nos puede interesar, porque nada más hay para contar. Nunca se atrevió a utilizarla, engañarla, ni siquiera a pedir sus servicios. Pero cada una de las 24 horas del día las empleaba en protegerla. En secreto la amaba y nunca se atrevió a decírselo, en secreto la protegía y nunca se atrevió a confesarlo, en secreto... en realidad no era ningún secreto. Todo el mundo lo sabía excepto ella, todos sabían lo que sentía aquel hombre, lo mucho que se esforzaba por evitar que algún indeseado la maltratase, insultase o engañase.



Todos... excepto ella.



Resultaba fácil saberlo, el sexto sentido que había desarrollado era sumamente interesante: nada más mirarte sabía cuáles eran tus intenciones, si eras la persona adecuada, en caso contrario, te expulsaba, evitando problemas así como personas non gratas. Su vigilancia era igual de continua, o más, que las fervientes demostraciones de amor no correspondidas... Pero todo quedaba en aquel sentimiento nacido entre olores y clientes.



Un amor eterno y ciego, tanto como lo fue su amada, que nunca se desvaneció. Y ella, impasible a todo ese fluir de hormonas, siguió satisfaciendo a todos, menos a él. Porque claro, quien si no iba a quererla.

Era inimaginable, insensato, imposible!




... que un hombre, un vigilante de seguridad…


… amase alguna vez…


… a una máquina para sellar tickets del parking.