lunes, 2 de febrero de 2015

LA GATA SOBRE EL TECLADO. Pero hoy no es ese día

Seguid en posición. Hacedles frente.
Hijos de Gondor y de Rohan, mis hermanos.
Veo en vuestros ojos el mismo miedo que encogería mi propio corazón.
Pudiera llegar el día en el que el valor de los hombres decayera, en  que olvidáramos
a nuestros compañeros y se rompieran los lazos de nuestra comunidad.
Pero hoy no es ese día.
En que una hora de lobos y escudos rotos rubricarán la consumación de la Edad de
los hombres.
Pero hoy no es ese día.
En este día lucharemos por todo aquello que vuestro corazón ama de esta buena tierra.
Os llamo a luchar. hombres del Oeste.



Hoy no es el día de rendirse, sino de seguir luchando.
Contra viento y marea.
A diestro y siniestro.
Con esperanza y sin amarguras.
Sin miedos paralizantes.
Quizás llegue un día que sintamos la tentación de tirarlo todo por la borda.
Quizás llegue el momento de que arrojemos nuestros sueños al fuego.
Pero hoy no es ese día.

 Hoy es el día de luchar por todo aquello que vuestro corazón ama.
Por todo aquello por lo que seríais capaces de dar la vida.
Por todo aquello sin lo cual la vida no tendría sentido.

Os llamo a luchar por vuestros sueños.
Por absurdos que sean,
por incomprensibles que a otros parezcan.
Es posible que alguna vez tiremos la toalla,
decidamos rendirnos.
Pero hoy no es ese día.

17 comentarios:

  1. La Batalla de los Campos del Pelennor. Una de las mejores escenas del cine actual, sin duda. Grandioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una escena grandiosa que nos anima a luchar por todo aquello que queremos. Gracias Alex.

      Eliminar
  2. Eso es levantar el ánimo y lo demás son cuentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí. Es una escena buenisima, épica, y desde luego que levanta el ánimo.

      Eliminar
  3. Lo peor sería que ese día hubiese sido ayer.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso hubiera sido terrible. Lo cierto es que la vida cotidiana exige tanto valor como una batalla. Esperemos que nunca sea ese día.

      Eliminar
  4. Que no nos falten los sueños.
    Salu2 oníricos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sueños nos dan la vida. Si nada ansiamos ¿qué podemos esperar del futuro? Gracias Dyhego.

      Eliminar
  5. Hoy no es ese día, lucharemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucharemos por lo que amamos y por lo que aman nuestros seres amados. Perdón por el juego de palabras pero es que me siento muy épica. Gracias Pilar.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Aunque parezca una locura, hay que seguir luchando por lo que deseamos, efectivamente.

      Eliminar
  7. Bueno.... esta escena es para hacer la ola.
    De las mejores arengas. ..
    Más quisiera yo que cada mañana se plantara Vigo Mortensen a sacudir mi pereza con semejantes palabras... Aragorn, el heredero de Isildur y heredero al trono de Gondor.
    Adoro esa trilogía. La leí hará unos veinte años y cuando estrenaron la película, La comunidad del anillo, me fascinó, licencias del guión aparte, que la mayoría de los personajes, los entornos, incluso las voces, eran como yo los había imaginado.
    Ninguna de las tres películas me ha defraudado y eso que adaptar al cine esta historia enorme... uff. Hay escenas maravillosas. La historia es maravillosa.
    Me ha gustado mucho tu adaptación, en fondo y forma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nepalí. La verdad es que la trilogía es magnífica, toda ella, y yo por Aragon siento una intensa debilidad, lo reconozco. Y esa escena es magnífica, pero hay tantas. Como tu te has dado cuenta -otros no-, la parte que precede al video es la de la película, la otra es la mía. Enhorabuena. y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  8. Acabo de colgar el comentario y volviendo a leer tu texto, bueno, que me ha encantado.

    ResponderEliminar
  9. ¡Vaya Amparo!, tú en tierras de Góndor, ¡que maravilla!
    Me ha gustado mucho Amparo...y me has hecho visualizar a la escena...

    ResponderEliminar