miércoles, 8 de enero de 2014

PASABA POR AQUÍ: ¡Queridos Reyes Magos;Os devuelvo "El Principe Azul"!



¡¡FELIZ AÑO NUEVO AMIGOS CALADOS Y LECTORES!!

¡Y se fueron los Reyes Magos.......!

Amigos calados, ¡qué desilusión!, después de tanto pedir un novio a San Nicolás y el santo pasar de mi y no hacerme ni puñetero caso, este año decidí pedírselo a los Reyes Magos. Un novio de esos que todas queremos, considerado, compañero, amigo, que le guste compartirlo todo, que te escuche, que te entienda, responsable, atento…. Vamos, lo que viene siendo un príncipe azul. Pensé que sus majestades, los  Reyes Magos, bien relacionados con el gremio, conocerían a muchos príncipes azules, y….con un poco de suerte, alguno quedaría libre. Así que  me puse a escribir la carta  sin especificar mucho para no restar posibilidades y esperé ansiosa que llegara ¡la noche de Reyes!

El día 6 me desperté alterada, me duche, acicalé y corrí en busca de mi regalo, y ¡allí estaba! sentado en el sofá. Me hice notar con una “tosecita” de esas de -“gira la cabeza, que estoy aquí”- pero nada, se había posicionado en el sillón, y para entretenerse, porque había llegado temprano, pues fue de los primeros que repartieron, había puesto la televisión. Y yo me preguntaba… ¿un príncipe azul también ve la televisión?, ¡pues si señores! concretamente los deportes. Así que ni corta ni perezosa me planté delante de él esperando una reacción ya sin muchas expectativas. Se levantó, me besó la mano y se volvió a sentar y como si lo hubiera hecho toda la vida me dijo…
 -¿Has hecho café?-
Yo estaba alucinada, no es que yo esperara ningún beso apasionado ni que me subiera a la grupa en su caballo blanco para dar una vuelta, que por cierto, no iba en el paquete, pero… no se…..algo más de sensibilidad si que esperaba, la verdad. La cosa es que después del café me pidió una cerveza,  y al medio día ya deambulaba por la casa totalmente adaptado. Se puso en el ordenador y no se cortó un pelo en comenzar a chatear en su Facebook, presumiendo de sus 300000000... millones de amigos, pero lo que fue el colmo, la gota que rebosó el vaso,  es que le diera a… “Me gusta” al Sr. Gallardón en una de sus últimas apariciones, ya sabéis, por la ley que tanto revuelo está causando y que nos va a hacer retroceder 30 años, pero como es un príncipe azul, lo del pasado parece que… “Le gusta”

Bueno, intenté reclamar, pero mis argumentos eran flojos: -“me dijeron, creía, prometían….” 
La contestación fue rotunda;
 - “los príncipes  azules vienen así de serie, lo que se dice en los cuentos es puro marketing”-  ¡qué desilusión hermanos!,  y apostillaron,
-“si no le convence puede devolverlo en un plazo máximo de 15 días porque luego ya no tiene billete de vuelta”-.
¡Bueno Calados!  no veáis como corría yo por la casa recogiendo sus pertenencias esparcidas por buena parte del comedor, la habitación, el baño… ¡menos mal calados, menuda liberación!, ¡pensaba que me lo tenía que quedar para siempre!  En fin,  metí todas sus cosas  en una bolsa de TUUS que también me habían dejado los Reyes y no me gustaba nada y le dije que sentía mucho todas las molestias pero… ¡éramos incompatibles!...
y… como vino sin caballo, le pedí un taxi…

¿Y sabéis que os digo? que he recuperado la fe en el refranero popular que es muy sabio y dice así… “Mas vale sola que mal acompañada”


Y para reafirmarme en mis pensamientos, mirad que vídeo he encontrado..




¡Que  a lo largo del nuevo año, se vayan cumpliendo vuestros sueños.....!

Marinela

29 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro que te saque una sonrisa,
      ¡Hay que ser resolutivo y no prolongar lo que no nos gusta!

      Saludos Eva

      Eliminar
  2. Oye si vas a devolver al Príncipe azul, devuelve también a su hermana Cristina, a Elena, a su padre , a su madre y a su repelente esposa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay si fuera tan fácil como esto, te aseguro que estaban todos metidos en el taxi!

      Un saludo Tracy

      Eliminar
  3. La verdad es que has hecho bien en devolverlo porque la cosa pintaba mal. Al día siguiente tirado en el sofá, rodeado de cervezas y viendo la tele todo el día. No hay principes azules ni verdes ni grises. Hay hombres que valen la pena y otros que no valen ni un segundo de tu vida. El vídeo, por ciertoi es muy bueno. Qué expresividad tiene la niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Amparo, ¡toda la razón!. Pero para llegar a esta conclusión, la protagonista de la historia tuvo que vivir esta experiencia.

      Eliminar
  4. Jajajaja.
    Muy bueno.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desterrados todos los príncipes azules, ¡destiñen!

      Saludos Dyhego

      Eliminar
  5. Ja, ja, ja. El próximo año pide un vicepresidente republicano rojo, a ver si hay más suerte. Aunque lo mismo los Reyes no lo tienen en stock... ¡Feliz año para ti también, Marinela, y un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf! ¡no se si arriesgarme!, mejor lo dejo correr y lo pongo en manos del destino!

      Un beso Luis

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias por pasar Amapola

      Saludos

      Eliminar
  7. Gracias por las sonrisas, princesa Marinela, las decepciones mejor encararlas así, porque hay muchas y existe el riesgo de acabar un@ con cara de arroz agrio..

    El video es buenísimo, lo vi hace unas semanas.

    Atentamente se despide:

    Príncipe Ximo.

    P.D: Mis mejores deseos añonuevenses para ti :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como andamos entre "la realeza", sigamos el protocolo....
      ...Su alteza tiene razón, y acabar así, ¡nunca!, se pone remedio y en un "pis- pas", ahora se puede devolver todo y sin gastos.

      Yo también me despido muy atenta, "principe Ximo"

      Eliminar
  8. Por lo menos incluía 15 días de plazo para devolverlo... Feliz año también para ti. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, todo tiene remedio o casi todo, y hay que tomar decisiones, nunca conformarse!

      Saludos

      Eliminar
  9. Y mira que estamos en un país en el que las desilusiones nos las dan casi a diario.
    ¡Lástima no se puedan devolver los gobiernos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Devolverlos no se, pero cambiarlos, si, si todos fuéramos conscientes del papelón que hacen y tomáramos medidas, pero eso si que tendría que ser ¡todos a una como Fuenteovejuna!

      Eliminar
  10. El refranero es sabio.
    Son siglos y siglos de experiencia.

    Feliz Año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Toro, es la sabiduría popular, la voz de la experiencia, y a veces de la conciencia.

      Saludos para tí

      Eliminar
  11. Jajajaja, vaya chasco con el principe-novio!!! Con novios así, mejor sola que no asistenta-cocinera-recoge-todo-lo-que-deje-por-medio-etc-etc Yo tambien lo habría devuelto en cero coma :)
    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, está claro que eso ahora no debería suceder jamás. Tener que estar con alguien por convencionalismos o por no estar "sol@", no debería verlo ninguna mujer ni ningún hombre, como una opción. Pero desgraciadamente, aún hay muchas mujeres que no piensan así. El conformismo y el sacrificio todavía se contempla, como la tasa que hay que pagar para parecerse a lo que nos venden como modelos sociales.

      Besos Mar

      Eliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Brillante, genial, jajajajaja. Tu entrada me parece ingeniosa, divertida, ácida y con una buena carga de humor inteligentemente "negro".
    Claro, nos olvidamos de que el personaje en cuestión es de la realeza y además es....azul.
    Total un auténtico "boludo"
    Un abrazo Marinela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo este paradigma amoroso se reduce a una información incorrecta,
      Demasiada realeza, demasiadas mentiras. Mas cambios, desde dentro, mejor criterio y alguna "Toma de la Bastilla", aunque sea simbólica.

      Saludos Latour!

      Eliminar
  16. ¡¡Genial!!
    Menos mal que se mostró real desde el primer momento, el problema de los príncipes azules es que muchas veces se camuflan muy bien durante los primeros meses y cuando se quitan la careta ya es tarde y devolverlos es dificilísimo, casi un calvario. jejeje.
    Buenísimo el vídeo, ¡bien por las niñas inteligentes!

    Besos

    ResponderEliminar
  17. ¡Bien por esas niñas que saben lo que quieren, que se valoran y ligan sus metas, su autoestima, su voluntad, su afectividad, a su inteligencia, a su valor a su esfuerzo y a sus sentimientos!.

    Besos Jara

    ResponderEliminar